El presidente de Bolivia, Luis Arce, vuelve a hablar de alivio a la deuda externa para países subdesarrollados en esta oportunidad lo hizo ante el Mercosur, organismo multilateral que desde ahora es presidido por el mandatario argentino, Alberto Fernández. 

Durante su discurso, Arce manifestó que para combatir la crisis económica causada por la pandemia es necesario poner en marcha acciones puntuales y decididas. Recordó que un informe sobre comercio y desarrollo establecía la necesidad de un acuerdo para la concertación de un acuerdo global de deuda en favor de os pises en vías de desarrollo.

“Desde Bolivia planteamos la realización de una reunión de ministros del área económica para acercar las posiciones y construir ejes argumentativos que nos posibiliten solicitar a países desarrollados y a organismos de financiamiento internacional, medidas de alivio a la deuda externa”, manifestó Arce. 

El mandatario considera que como mínimo se debe solicitar el diferimiento temporal del pago de la deuda externa, la creación de un fondo de crédito de donantes, acceso a créditos blandos, incrementar la ayuda para el desarrollo con financiamiento externo y fortalecer las reservas financieras, entre otros aspectos. 

Esta es la segunda oportunidad en menos de dos semanas en la que Luis Arce habla ante organismos internacionales pide alivio a la deuda de países desarrollados. 

El pasado 3 de diciembre, en su primera intervención como presidente de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), pidió alivio a las obligaciones con los organismos internacionales y “efectuar condonaciones”. 

Arce considera que la crisis por la pandemia ha dejado muy debilitada la economía de países en desarrollo.