Un grupo de pequeños y medianos productores, pertenecientes a municipios chiquitanos afectados por la sequía y las heladas, se reunieron la noche del lunes en la capital cruceña con el presidente, Luis Arce, para buscar soluciones a esta problemática.

Del encuentro no participó la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), confirmó su presidente Fidel Flores quien lamentó que no se los hubiera convocado en el entendido de que afiliados de esta institución son también de los más afectados. 

A la salida de la reunión, algunos productores comentaron que expusieron ante el mandatario los daños sufridos en cuanto a las cosechas y anticiparon una nueva convocatoria para el 29 de julio.

Puedes leer: El Chaco cruceño sufre sed: los animales mueren y los cultivos se pierden por la sequía

"Lamentamos que no nos hagan participar para expresar la problemática que está atravesando nuestro sector. Estamos abiertos al diálogo para portar con sugerencias para reactivar la producción económica debido a estos problemas de sequía que estamos atravesando", señaló Flores.

Anapo ha enviado distintas cartas al Gobierno para que se los convoque al diálogo, dijo su presidente, que reveló que las pérdidas llegan a las 1.400 toneladas de grano que se dejarán de cosechar en relación a la última campaña de invierno.

En términos económicos el golpe a los productores será de  280 millones de dólares por lo que se ha pedido a los municipios de San Julián, Cuatro Cañadas, Pailón y San José de Chiquitos, que son de los más golpeados, acelerar el proceso para declararse en estado de emergencia para que se le puedan inyectar más recursos para enfrentar la problemática.

Comentarios