La Coordinadora Nacional de Madres de Familia se declaró en emergencia luego de que no se confirma que este sector reciba el bono Contra el Hambre, que es de Bs 1.000.

Llegaron hasta Plaza Murillo, en La Paz, para dejar las cartas exigiendo reuniones con las autoridades de Gobierno. En las mismas piden beneficiarse del bono respectivo, asegurando que no han podido reactivarse tras los meses de pandemia por el Covid-19.


"Se nos discrimina de este pago sin haber hecho un estudio sobre quienes están trabajando y quienes no", dijo una madre al momento de entregar las misivas a Presidencia, Ministerio de la Presidencia y al Ministerio de Economía y Finanzas.

Anunciaron que tomarán otras medidas en caso de no ser escuchadas ni atendidas, según lo indicado por el Gobierno las personas que cobraron el bono Universal, las personas con discapacidad y el bono Juana Azurduy accederán al pago Contra el Hambre.

Comentarios