La dirigencia de los propietarios de vehículos indocumentados que piden la nacionalización de al menos 200 mil motorizados había pedido apoyo al sector de los microempresarios, quienes indicaron que no están de acuerdo y negaron el pedido.

El presidente de Conamype fue quien informó sobre esta petición. “Nos han pedido que apoyemos y nosotros jamás de los jamases podemos apoyar el contrabando. Quien haya comprado un vehículo chuto ha estado consciente en el estado que esa movilidad se encontraba”, relató Agustín Mamani.

Mamani había adelantado que “se deben tomar acciones en las fronteras, lamentablemente los contrabandistas se dan modos para meter estos productos ilegales por otras vías alternas”, señaló. 


Dirigentes de propietarios de vehículos indocumentados dieron un plazo a las autoridades nacionales en aprobar el proyecto de ley en 10 días, sino procederán con medidas de presión.

Desde la Cámara Nacional de Comercio explicaron que tener autos indocumentados en el país genera pérdidas económicas. “Estamos hablando de al menos 1.500 millones de dólares lo que estaría perdiendo el Estado”, señaló el gerente Gustavo Jauregui.

Mientras, la Aduana Nacional de Bolivia y el viceministerio anticontrabando sostuvieron que los trabajos para erradicar este delito continuarán. 

Comentarios