El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reclamó que “Bolivia cortó al 30%” de los envíos de gas para entregarlo a la Argentina, una decisión que según el ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Franklin Molina, fue asumida con conocimiento de la administración del Gobierno del vecino país.

"Nosotros estamos tomando una medida que no es algo que ellos no conocían, esto ya fue anunciado por nuestro presidente hace unas semanas atrás. Él personalmente estuvo en Brasil y se sostuvo en reuniones con Petrobras, bajo esta lógica", dijo.


Sin embargo, indicó que se espera una nueva negociación "porque nuestro país no está en condiciones de enviar gas a un precio tan bajo como es el que está pagando (Brasil) y, reitero, en una negociación tan dañina a la economía del pueblo boliviano".

Molina además indicó, en entrevista con UNITEL, que se ha hecho conocer de manera escrita y formal el pedido para que existan mejores condiciones en cuanto al precio de gas enviado a Brasil, pero que la respuesta no ha sido la que se esperaba y “ante esta inacción, que además está prevista en el contrato en una cláusula que si una de las partes está disconforme con el precio, se puede retroceder”.


Comentarios