En Villazón, municipio potosino fronterizo con Argentina, nadie es ajeno a la situación que está atravesando el vecino país. La caída del peso frente al dólar ha provocado varios efectos, uno de ellos tiene que ver con la moneda boliviana que frente a su par argentino tiene mucho más valor.

Unitel viajó hasta esta ciudad fronteriza para conocer la situación. En una visita a casas de cambio se pudo evidenciar que las principales transacciones son en bolivianos o dólares, nadie quiere cambiar pesos argentinos.

En la frontera se compra 100 pesos a 2 bolivianos con 75 centavos (Bs 2.75). “100 bolivianos son 3.640 pesos argentinos, regularmente, pero depende de que suba o no el dólar”, cuentan en una casa de cambio.

“Nadie quiere tener pesos y justamente por la crisis unos días atrás todo el mundo cambió pesos, nadie quería tener pesos. Nosotros cambiamos, pero ya no queremos quedarnos con el peso, porque no sabemos qué pasará”, agrega la persona que atiende esta casa.


PUEDES LEER: Peso argentino sigue cayendo frente al dólar y la moneda boliviana se convierte en “refugio” en el norte

El tipo de cambio este miércoles en el mercado paralelo abrió con 252 pesos por un dólar, una baja respecto a los 280 alcanzados el pasado lunes.

El paso fronterizo en Villazón

“Vendemos muy poco en pesos, ya casi nadie recibe”, cuenta un vendedor ambulante de desayunos. Un café con buñuelos que vale Bs 3 es vendido en 100 pesos argentinos, aunque asegura que muy pocos pagan así.

En la situación al otro lado de la frontera es distinta. En La Quiaca no hay casas de cambio por lo que los argentinos cruzan a realizar el intercambio de moneda.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cuáles serán los efectos de la caída del peso argentino en la economía de Bolivia?

Comentarios