Días difíciles son los que se encuentran viviendo cerca de 1.500 productores de maíz en el municipio de Gutiérrez, en la provincia Cordillera, en el departamento de Santa Cruz. La sequía afectó su producción y aseguran que la pérdida es casi del 100 por ciento de las hectáreas sembradas.

Varias familias que se dedican al trabajo en la tierra señalaron que la sequía los afecta pues no llueve desde el pasado 22 de diciembre, y no han cosechado porque el maíz se secó. Esta planta en una buena temporada llega a medir 1.70 metros, ahora no alcanza ni a los 30 centímetros.

“No se ha salvado nada. No hay maíz, ni para el ganado, chancho o gallinas. Necesitamos agua”, señaló resignada una productora de este municipio.  

De los 1.500 productores un total de 30 mil hectáreas de maíz son las que se han perdido, generando pérdidas económicas y cortando una cadena de fuentes laborales, pues los productores contratan mano de obra para la cosecha, transporte, hasta llegar al mercado de Santa Cruz.


Lorgio Barba es uno de los productores afectados, él señaló que el agua está faltando para todos. “En cisternas estamos acarreando agua para nosotros, falta agua y no hay forraje para los animales. Triste es la situación. Más de 30 años que no se veía esto”, dijo con semblante bastante desalentador.

Otro productor afectado es José Eid, él tiene 120 hectáreas de las cuales no podrá cosechar ni siquiera una. “No estamos mintiendo, estamos mostrando lo que realmente vivimos. Desde el 22 de diciembre que no llueve”, contó.



Tras un recorrido por la comunidad guaraní Parlamento, productores, también de maíz, indicaron que su situación es trágica, pues muchos tienen deudas con las entidades financieras y que los problemas se encadenan, porque no habrá fuentes de empleo para otros rubros, como el transporte.

Juana Perales, una productora de esta zona, contó que “dos veces hemos sembrado y no hemos recuperado nada. Hay deudas en el banco y la preocupación es grande. Estamos preocupados también porque no llueve y aparte no hay agua para los animales”.


El dirigente indígena de la comunidad Parlamento, Feliciano Vaca, señaló que el maíz no podrá ser utilizado ni para que ellos mismos puedan alimentarse. “Estamos sufriendo, consumimos mucho maíz y ahora no tenemos nada”. 



Comentarios