La internación ilegal de productos comestibles a Bolivia no solo provoca millonarias pérdidas a la economía de Bolivia, la manipulación que se realiza de estos productos deja en duda su calidad y puede afectar a los consumidores.

También te puede interesar: Contrabandistas aprovechan debilidades de las fronteras para amasar su fortuna

“En la cuestión sanitaria (el contrabando de aceites) no cumple ningún requisito. El trasvase a granel, botellas que se quedan en medio del río, a pleno sol. No cumplen con ningún protocolo (sanitario)”, advirtió Jorge Amantegui, presidente de la Cámara Nacional de Industrias Oleaginosas de Bolivia.

A lo anterior se suma el daño económico. Se estima que son más de 1.400 millones de dólares en divisas que pierde Bolivia.

A los aceites nos afecta un 30% en nuestra comercialización”, señaló Amantegui.

El representante de las industrias oleaginosas agregó que en el tema de las harinas, se ha afectado el abastecimiento del mercado interno porque se ha registrado una menor demanda.


Comentarios