Yacuiba es uno de los municipios por donde ingresa gran cantidad de productos argentinos de contrabando a Bolivia. Un equipo de prensa de UNITEL cruzó la frontera por pasos clandestinos y comprobó que no existe ningún control para la internación de productos en Argentina, pero tampoco en el país.

Haciéndose pasar por una persona más que quería comprar productos del vecino país, un periodista de UNITEL ingresó a un inmueble que tenía el letrero como baño público. Tras pagar 50 pesos argentinos, el equivalente a dos bolivianos, bajó hasta un sótano y desde ahí se autorizó su paso hasta una especie de quebrada.

Camino unos pasos, hasta que uno de los guardianes le advirtió que guarde su teléfono celular pues estaba prohibido grabar imágenes. Recorrió unos metros más e ingreso a otro inmueble ya en suelo argentino, donde pagó otros 50 pesos argentinos.

Lee también: Gobierno dice que lucha contra el contrabando es tarea de todos

Sin pasar ningún control migratorio y pagando cuatro bolivianos el periodista de UNITEL ya se encontraba pisando suelo argentino. Lo primero que hizo fue acudir a un mercado donde comprobó que los productos bolivianos no pueden competir en precios con lo que allá se comercializa.

“Lamentablemente tenemos personas, familias que viven en toda la franja fronteriza que hacen el uso de este espacio territorial que tienen en la línea para poder lucrar”, manifestó Esteban Barroso, secretario general de los despachantes de Aduana.


Se estima que son cerca de medio centenar los puntos clandestinos que existen en el lado boliviano desde donde se puede ingresar a territorio argentino sin ningún tipo de control.

Pero la falta de controles no solo ocurre en los pasos clandestinos. Al retorno se pudo observar que no había ningún control en el paso fronterizo de Bolivia, tampoco en el sector de los ferrocarriles, zona por donde los bagayeros internan los productos desde Argentina, país donde tampoco se aplicaba ningún control.

Lee también: No solo afecta la economía, el contrabando también puede dañar la salud de los bolivianos

“En el tema de las gaseosas creo que bajaron un 80% las ventas. Están produciendo para hacer patria, porque es pérdida total”, señaló Efraín Alvarado, presidente de los empresarios de Yacuiba.

La apreciada carne argentina también tiene costos con los que no pueden competir los productos bolivianos. Este producto ha llegado ha llegado costar hasta 18 bolivianos el kilo.

Comentarios