El peso argentino sufrió este lunes una fuerte depreciación frente al dólar en el mercado informal, en la primera reacción a la asunción de Silvina Batakis como ministra de Economía en reemplazo del renunciante Martín Guzmán.

En el mercado informal de cambios, la moneda argentina cerró con una cotización de 260 pesos por dólar estadounidense, moderando su depreciación de la apertura cuando llegó a tocar 280 pesos por dólar, frente a los 239 pesos del viernes pasado.

Este mercado paralelo o 'blue' es marginal en cuanto al volumen de operaciones pero representa un termómetro de las expectativas sobre el tipo de cambio.

En el mercado oficial la moneda argentina cotizó a 132,07 pesos por dólar con una depreciación de 1,04% frente a los 130,69 pesos del viernes.

La caída del peso también ha traído efectos en la frontera con Bolivia desde hace varios meses. Medios argentinos hicieron eco de un informe de Bloomberg en Línea que señala que "la moneda boliviana ha sido un verdadero refugio de valor" en el norte argentino, frontera con Bolivia.

PUEDES LEER: Renuncia el ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán

El diario Perfil señala el caso de La Quiaca, ciudad fronteriza con Villazón, Potosí, donde el comercio más común no es ni en pesos ni en dólares, es en bolivianos.

El reporte de Bloomberg señala además que en Bolivia se rechaza cada vez más el peso argentino o se aceptan con un tipo de cambio mucho menor.

Según publica el diario digital Jujuy Al Día "los residentes prefieren comprar pesos bolivianos para cuidar su poder adquisitivo".

El temor de los empresarios bolivianos es que la crisis argentina derive en un escenario similar al de la década de los 2000 cuando la caída del peso fomentó el crecimiento del contrabando y el mercado se llene de productos comprados a bajo precio en Argentina por la conveniencia del cambio.



Comentarios