El sector productivo ha pedido al Gobierno la aprobación de la utilización de semillas genéticamente modificadas para aumentar la productividad, sin que esto implique expandir la frontera agrícola. Con ello se puede enfrentar el problema de la falta de maíz que se señalan se tiene actualmente.

Jaime Hernández, la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo, indicó que como Anapo ya se ha presentado una solicitud oficial al Ministerio de Medio Ambiente “con toda la documentación legal y técnica” para la aprobación de un evento en soya tolerante a la sequía y que se está hace más de un mes a la espera del avance del análisis técnico para que se dé curso a esta petición.

En el caso del maíz se puede seguir ese camino, “pero es más largo” y que “se necesita algo inmediato, por eso es que propusimos que mediante un decreto supremo, por emergencia alimentaria, se pueda avanzar en la aprobación de dos eventos en maíz”.


“Lo podemos hacer mediante el reglamento de bioseguridad como lo ha señalado el ministro, sin embargo, él conoce que eso va a demorar hasta tres años, y entendemos que la necesidad de maíz es inmediata y por eso hicimos ese planteamiento”, dijo Hernández.

Puedes leerEmapa inicia siembra de maíz en tierras incautadas a Jacob Ostreicher

Señaló además que el reglamento de bioseguridad es la norma vigente, pero esta "no nos da la seguridad de que la aprobación se la pueda hacer en el menor tiempo posible".

"Entendemos que si hay una posición política de avanzar en la biotecnología debería de verse la forma de acelerar los procesos porque la tecnología que se está solicitando no son nuevas. Se pueden dar avances significativos a partir de una voluntad política que puede acelerar los procesos", insistió.

Comentarios