Tras las denuncias de nepotismo y una investigación que realizó el Ministerio de Economía, Gustavo Choque quien ejerce como presidente de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) confirmó su renuncia. Dijo que existen denuncias inescrupulosas en su contra.

“No puedo permitir que dichas mentiras manchen la gestión del Gobierno, ni la gestión del ministro de minería”, manifestó Choque, en conferencia de prensa.

El directivo aseguró que existen denuncias injustificadas y dañinas en los medios de comunicación resultado de “declaraciones  inescrupulosas” que responden a intenciones políticas, contrarias al Gobierno.

La semana pasada el Comité pro Santa Cruz denunció que Choque había contratado el esposo de su hija, como jefe de Comercialización de la ESM, lo que motivó al Ministerio de Minería iniciar una investigación por nepotismo.

Al ser consultado sobre la denuncia por nepotismo, Choque aseguró que jamás incurrió en un acto de corrupción y que responderá en el proceso por el que es investigado. “Esta renuncia no responde a una aceptación de las falsedades, con matices políticos, proferidos contra mi administración”, indicó.

Desde el Comité pro Santa Cruz señalaron las investigaciones por nepotismo y corrupción deben continuar.

“Su renuncia es razonable, pero eso no implica que los organismos del Estado no hagan el proceso que corresponde y sancionen”, manifestó Fernando Larach, vicepresidente del Comité Cívico.

El dirigente cívico agregó que las denuncias contra Choque no solo son por nepotismo, sino también por corrupción, por el contrato que realizó la ESM con el consorcio de abogados cuyos accionistas son el exministro de Justicia, Héctor Arce Zaconeta y el exprocurador Pablo Menacho.




Comentarios