Este año las ventas de embutidos y panes para la festividad de San Juan cayeron considerablemente en Santa Cruz. Tras un recorrido por mercados de la ciudad las comerciantes contaron que tuvieron que reducir personal y gastos para seguir con su negocio.

En el mercado Abasto en otros años vendían entre dos mil y tres mil kilos de chorizos de diferentes marcas y precios, las comerciantes contrataban más venteras y “faltaban manos para vender”, contó Carmen Yucra, mientras ofrecía sus productos esta tarde previa a la festividad de San Juan.


“No había campo donde caminar, ahora no hay venta. Antes faltaban manos, alcanzamos a vender más de dos mil kilos, ahora no llegamos ni a mil. Por la pandemia la gente ahora tiene que hacer alcanzar. No están saliendo los chorizos especiales, solo los más económicos”, declaró Yucra.

En el mercado Alto San Pedro, también de la capital cruceña, las comerciantes de pan indicaron que las ventas cayeron en un 50% y que por estas fechas no se pudo levantar. Y es que por San Juan la gente aprovechaba para preparar en casa choripanes.


“Vendíamos harto, el doble que ahora. En 2019 recibimos más de 30 cajas de pan francés, hoy recibí menos de 15. Tuvimos que reducir personal, gastos y otras cosas para poder pagar al banco”, comentó una comerciante. 

Comentarios