Sectores sociales, autoridades municipales, departamentales y otras instituciones que asistieron a la Cumbre por un Censo Transparente y Confiable determinaron acatar un paro departamental el 25 de julio en caso de que el Gobierno no escuche las demandas planteadas en el encuentro realizado este viernes.

“Ratificamos el estado de emergencia y en caso de que el Gobierno no responda en cinco días las demandas de Santa Cruz por el Censo se acatará un paro departamental el 25 de julio”, dice el voto resolutivo de la Cumbre por el Censo que fue leído por el rector de la estatal cruceña, Vicente Cuellar.


El documento del encuentro rechaza la postergación de la encuesta nacional y exige que sea abrogado el Decreto Supremo 4760, que modifica la fecha de realización del Censo que en principio estaba prevista para el 16 de noviembre.

“Esta postergación no tiene ningún fundamento técnico. Es un atropello a los derechos establecidos en la Constitución de recibir una atención oportuna por parte del Estado y las necesidades básicas”, señala el documento.

También te puede interesar: Es oficial: El Censo en Bolivia se realizará "como máximo" entre mayo y junio de 2024

La Cumbre también exige a presidente del Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), David Choquehuanca, modificar la Ley Marco de Autonomías, para que el Consejo Nacional de Autonomías incorpore a los rectores de las universidades estatales.

Para que tenga un componente técnico y no solo político y así se evite la manipulación política como ha sucedido en el caso del Censo”.

Sobre los recursos que debe distribuir el Estado el 2023, la Cumbre exige que el Presupuesto General del Estado 2023 sea elaborado en base a la proyección poblacional intercensal del INE y se cree un fondo de compensación para municipios, universidades y otras instituciones que reciban recursos de coparticipación y se vean afectadas.

Comentarios