La Federación de Panificadores del departamento de Santa Cruz, compuesta por alrededor de 150 panadería informó que no están trabajando con toda su capacidad de producción y evalúan importar harina desde Argentina.

“Como en su mayoría, no más del 80%, de las panaderías, que están con nosotros, trabajan con harina argentina, entonces (la importación) sería de Argentina”, indicó la secretaria de Conflictos del sector, Lilian Fructuoso.

La dirigente añadió que el sector se mantiene en emergencia y alrededor de 60 por ciento no se encuentra trabajando.

“Ha bajado el porcentaje de la producción. Se está trabajando un 40 por ciento”, indicó Fructuoso.

Los panificadores anunciaron hace más de una semana el incremento del precio del pan de batalla ante el incremento de los insumos. Tras reuniones fallidas con el Viceministerio de Comercio Interior y la falta de atención del Gobierno para que el sector pueda acceder a la harina subvencionada de Emapa, se incrementó 15 centavos el precio por unidad de pan.

Comentarios