La fuerza de Santa Cruz nace en su tierra, de las llanuras orientales donde crece el 75% de los alimentos que se producen en el país y que alcanzan no solo para asegurar la comida en la mesa de todos los bolivianos, sino que lo que sobra se exporta y llega a los platos de personas en Perú, Colombia o China.

En todo el departamento hay más de 100.000 unidades productivas dedicadas a la producción de alimentos. Así lo revela Oscar Mario Justiniano, que asegura que la región es una potencia en producción de alimentos

Una de las primeras vocaciones de Santa Cruz fue ser productor de azúcar, pues ya se enviaba empanizao y velas a las minas en tiempo de la colonia. Pero cuando se instaló la primera refinadora de azúcar en la región, allá por 1941, ya había 3.000 hectáreas sembradas y se producía azúcar baya. Hoy, hay todo un complejo azucarero que abarca nueve municipios del departamento.

También fue un departamento ganadero desde su fundación. Hoy, hay más vacas que habitantes (el hato ganadero es de más de 4 millones de cabezas de ganado) y es uno de los pocos sectores que ha crecido en tiempos de pandemia. La carne cruceña se saborea en todo el país y, desde hace dos años, llega hasta China y Rusia, señala Alejandro Díaz, de Fegasacruz.

La producción de cerdos crece a paso firme y ya logra abastecer el mercado nacional. Como un sector joven, está lleno de proyecto a corto y mediano plaza para seguir creciendo. Jorge Méndez, de la Asociación Departamental de Porcinocultores (Adepor), señala que al mes, Santa Cruz produce 6 mil toneladas de carne de cerdo.

Además, en el departamento más grande de Bolivia, empluman 111 millones de pollos al año. Es la proteína que nunca falta en la mesa de todos los bolivianos… y se produce en Mairana y otras regiones.

Pero una mesa no estaría completa sin frutas, hortalizas y verduras. Los valles cruceños son su cuna tradicional, pero en los últimos años también se producen en la Chiquitania y norte cruceño.

Pero si hay algo que mueve el campo y la economía cruceña esa es la soya. Es el producto estrella de las exportaciones no tradicionales y mueve más de 700 millones al año, señala el presidente de Anapo, Fidel Flores.

La cadena productiva de la soya genera más de 100.000 empleos directos e indirecto y tiene el mayor complejo industrial del país. Cuando los precios internacionales de la soya son altos, la economía del departamento y del país lo siente.

Para Gary Rodriguez, gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, Santa Cruz es una tierra bendita y es un departamento agroexportador por excelencia. Biotecnología, riego, mecanización de los campos e investigación son las claves del crecimiento del agro cruceño, un sector que ya alimenta al país y que quiere convertirse en el motor económico de Bolivia.

Te invitamos a ver un reportaje especial sobre la producción que se tiene en Santa Cruz y que beneficia al país entero:


Comentarios