El viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva, indicó que tras una reunión con la Comisión Nacional de Préstamos (Conape) se decidió modificar el decreto de la ley de Diferimiento de Créditos, donde se levantan las restricciones y terminará beneficiando a todos los sectores.

Anteriormente el decreto indicaba que el diferimiento solo era para prestatarios con deuda menor al millón de bolivianos.


Silva sostuvo que no se tocó ningún tema sobre una nueva ampliación en el pago de créditos y que la medida culmina el 31 de diciembre.

Además se llegó al acuerdo de que los bancos distribuirán los intereses de los meses diferidos al final del crédito respectivo.

Comentarios