La producción ganadera avanza a paso firme. En los próximos cuatro años se ha propuesto incrementar hasta el 40% su oferta exportable, con el objetivo de llegar con carne boliviana a Rusia, Japón y Chile que ya están evaluando la producción nacional. Un economista sugiere fortalecer al sector.

La Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) presentó este miércoles su Portafolio de Estadísticas, documento en el que se destacó que pese a las restricciones a causa de la pandemia, durante el 2020 este sector creció en comparación al 2019.

“Al ritmo que vamos con seguridad que este año la exportación se va a mantener con las 16.000 toneladas”, manifestó Walter Ruiz, vicepresidente de Fegasacruz.

El representante de los ganaderos manifestó que Rusia, Chile y Japón han mostrado interés en la producción de carne boliviana, e incluso han llegado comisiones al país para realizar evaluaciones técnicas.

El presidente de la Asociación Boliviana de Criadores de Cebú (Asocebú), Yamil Nacif, destacó que el crecimiento la ganadería ha superado el 20% en los dos últimos años.

“Es un sector que sigue endeudado, apostando por un crecimiento”, sostuvo a tiempo de señalar que es necesario que se apliquen políticas que acompañen el crecimiento del sector.

El economista Fernando Vargas destaca el desarrollo de la ganadería en Bolivia y considera que no necesita más restricciones, sino más bien un impulso para llegar a los nuevos mercados y generar divisas para el país.  

Cerca de 2 millones de empleos están vinculados al sector agropecuario. Además, se estima que se puede exportar el 20% de la producción sin afectar los precios del mercado interno”, señaló Vargas.

Sugirió un mayor apoyo para que el sector tenga acceso a financiamiento para mejorar la tecnología y biotecnología para competir en mejores condiciones con países vecinos.




Comentarios