Santa Cruz se cumple con las restricciones de fin de semana y el confinamiento del domingo; sin embargo, esto golpea con fuerza a la gastronomía. La Cámara Gastronómica de Santa Cruz pide acelerar la vacunación para reactivar la economía. 

“Es un gran perjuicio económico, no solo para nosotros como locales, sino para el personal que vive de su sueldo, o gente que quiere salir a almorzar o a cenar, a consumir, estamos viendo un poquito la cuestión del delivery, pero realmente eso no es significativo, entonces el no poder atender en las salas tanto a mediodía como ahora en la noche, es un perjuicio muy grande, sumado a que el lunes va a ser un encapsulamiento de 24 horas”, manifestó Feldman.

Considera que el proceso de la vacunación debe avanzar para volver a las actividades, señala que la salud es lo principal para poder continuar y tratar de volver a la normalidad.


“Son las 16:00 de la tarde, se puede circular hasta las 18:00, entonces, son varios fines de semana que estamos sin poder facturar, sin poder atender a todos los clientes”, agregó el representante del sector.

En diferentes zonas de la ciudad, se observó varios restaurantes y negocios con las puertas cerradas debido a las restricciones que rigen en Santa Cruz.

Comentarios