La semana pasada una comisión de propietarios de vehículos indocumentados presentaron un proyecto de ley para que el Gobierno pueda dar curso y se nacionalicen sus motorizados, que según comentaron serían alrededor de 250 mil en todo el territorio nacional.

Ante esta acción el sector transporte, en Cochabamba, hizo un reclamo asegurando que se trata de un negocio de contrabando.

Mauricio Leoni, presidente de la Asociación de Radio Móviles de Cochabamba, expresó que su sector está en contra de una posible nacionalización. 

“Rechazamos rotundamente cualquier intento de la asamblea plurinacional o de cualquier parlamentario que quiera transar o sentarse a negociar con hordas delincuenciales. El contrabando es un delito por lo tanto no se puede legalizar autos que han ingresado de contrabando. Sería un daño al país”, señaló Leoni.


Mientras que José Orellana, del Transporte Federado, manifestó que su sector “nos oponemos a que se legalicen autos chutos. Esto traerá pérdidas económicas, además de que saturarán las vías y trabajarán en el sector público”.

Anunciaron que están predispuestos a unir fuerzas y llevar adelante movilizaciones. 

Comentarios