Britney Speras y Sam Asghari se casaron la semana pasada en una boda donde asistieron muchos famosos y pocos familiares de la artista. Pero antes de contraer nupcias, las finanzas de Britney fueron blindadas en caso de una posible ruptura.

Según reportaron los medios rosas, había mucha gente preocupada por Britney Spears en su entorno por sus millones y por el patrimonio que tiene, pues no había datos de que el matrimonio se haya registrado con bienes y ganancias separadas.

Forbes, en 2021, informó que la fortuna de Spears alcanzaba los 60 millones de dólares. 

Una fuente filtró que la pareja firmó un acuerdo prenupcial, donde indica que todo lo que la artista ganó antes de la boda está protegido y no tendrá acceso el flamante esposo en caso se rompa el matrimonio.

Comentarios