El exmarido de Britney Spears, Jason Alexander, fue arrestado luego de que invadiera la mansión de la cantante en la previa de su boda con Sam Asghari, donde trató de evitar que los novios se dieron el ‘Sí’.

Jason Alexander estuvo casado con Spears durante poco más de dos días en 2004. Se las ingenió y logró ingresar hasta la mansión transmitiendo todo lo que ocurría, en vivo, mediante Instagram.

El involucrado en esta escena indicaba que los novios lo habían invitado. Un guardia le creyó, lo buscó y no estaba, por lo que posteriormente Jason responde que iba a interrumpir el matrimonio.

“Britney Spears me invitó aquí. Ella es mi primera esposa, mi única esposa, yo soy su primer esposo. Estoy aquí para arruinar la boda”, se lo escucha decir durante su transmisión.

El departamento del Sheriff del Condado de Ventura llegó poco después y según se conoció que Jason Alexander había sido acusado de delitos menores, como allanamiento de vivienda, agresión y vandalismo. 

Comentarios