Aunque no se casaron, sostuvieron una relación de 12 años, tiempo en el que tuvieron dos hijos. Piqué, seleccionado de España, conoció a Shakira en Madrid el 2010, cuando se desarrollaba el festival de Rock in Río.

Muchos creen que la relación empezó semanas después, durante el Mundial de Sudáfrica de 2010 y desde entonces el central español a otra dimensión. Ya convertido en estrella mediática, Piqué incursionó en su faceta de empresario.

También te puede interesar: Shakira y Piqué se separan: 'Te felicito', la canción que dio las pistas sobre la ruptura

Antes de su romance con el futbolista español, Shakira ya era una estrella musical en Latinoamérica, con sus composiciones logró 214 nominaciones a premios internacionales. 

Ya había vendido más de 50 millones de discos en el mundo. Se proyectaba como una estrella global de la música.

"Shakira es una precursora del reggaeton, efectivamente, pero además quitándole algunos de los elementos sexistas que llevaba asociados el género. Ella lo interpreta como estilo musical, como una manera de sentir y cantar más allá del aspecto más sensual y escénico. Pero sí, es precursora de lo que ahora llamamos ritmos urbanos latinos", explica el periodista musical de La Vanguardia Esteban Linés.

Lee también: “Me pedía mis medidas”: Miss BumBum dispara contra Piqué en medio del conflicto con Shakira

En 2015, Piqué y Shakira organizaron una cena donde los dirigentes del Barcelona conocieron a los del gigante japonés del comercio en línea Rakuten, lo que permitió al club lograr uno de sus contratos publicitarios más jugosos.

El futbolista es el propietario del fondo de inversiones Kosmos, que adquirió en 2018 la Copa Davis de tenis por unos 2.500 millones de euros (2.679 millones de dólares).

Piqué, que cursó un máster en Harvard, también generó recientemente polémica en España por su intermediación en la organización de la Supercopa española de fútbol en Arabia Saudita.

Comentarios