Una de las historias más impactantes de Hollywood es la de la fortuna de Nicolas Cage dilapidada en gastos absurdos. El sobrino de Francis Ford Coppola parece dado a los gastos desorbitados, llegó a tener en posesión 15 casas, lo que hizo que su riqueza disminuyera rápidamente hasta ser prácticamente inexistente.

Desde hace años, el actor se ha visto obligado a participar en producciones menores para poder hacer frente a todas sus deudas. Esta es la razón por la que se le ha visto en todo tipo de películas.

Nicolas Cage, es ganador de un Oscar a Mejor Actor en 1996 por el filme "Adiós a Las Vegas"

Cage se ha ganado a pulso el título de mayor despilfarrador de Hollywood. En su momento fue una de las estrellas mejor pagadas, acumulando un total de 150 millones de dólares, pero es un buen ejemplo de lo que No hacer cuando pasas a ser rico de repente: se gastó su fortuna en una serie de adquisiciones extravagantes e innecesarias y acabó debiéndole al Gobierno 6 millones de dólares en impuestos, según la CNBC.

Su propiedad más conocida fue su casa en Newport Beach, California, a pie de playa, de 25 millones de dólares. Así mismo tiene en Rhode Island otra finca campestre de 15,7 millones y un inmueble en Las Vegas de 8,5 millones.

Aunque, sin duda alguna, la adquisición más polémica es la que hizo en 2006 por unos 3,45 millones de dólares: una mansión que perteneció a la asesina en serie Madame Delphine LaLaurie, que entre 1787 y 1849 torturó y asesinó a incontables esclavos en su hogar.

Nicolas Cage también es conocido por no reparar en gastos en cuanto a coches, de los que posee una colección impresionante de modelos ‘raros’, entre los que se incluye un Jaguar D-Type de 1955; un Lamborghini que adquirió en 1997, que perteneció al Shah de Irán, y por el que el actor pagó 450.000 dólares; o un Ferrari Enzo de un millón de dólares, y de los que sólo hay 349 en todo el mundo.

El que fuera el Motorista Fantasma en el cine es también un reconocido amante del cómic, y en 2002 subastó una colección de cómics clásicos por 1,6 millones de dólares, entre los que se encontraba el famoso primer número de Action Comics donde apareció por primera vez Superman, y que Cage adquirió por 150.000 dólares. Esto explica en gran medida por qué le puso Kal-El al hijo que tiene con Alice Kim.


Comentarios