La final de futsal del campenato Interprovncial de Beni entre la selección de Trinidad versus Guayaramerín terminó en escándalo. El árbitro cobró una falta a favor de la selección de la capital beniana y poco antes que cobre el tiro se desató una pelea campal.

Lea también: La Verde concentrará a partir del fin de semana

Al campo deportivo ingresó gente ajena al partido, también hinchas que se sumaron a la gresca con patas, puñetes y sillazos. Los árbitros poco pudieron hacer para detener la gresca que provocó la suspensión del partido.

"Esto no puede ser, qué verguenza", dice el relator del encuentro en el video que se hizo viral. 

Mire aquí el video del hecho:

Según publicaron medios locales, la Policía logró identificar a los responsables del hecho, se detuvo a tres jugadores del seleccionado de Guayaramerín a uno de Trinidad y un ayudante de campo del seleccionado trinitario, estas cinco personas fueron llevadas hasta dependencias policiales para iniciar las investigaciones de lo sucedido.

Comentarios