Alemania consolidó su liderato en el grupo J de la fase de clasificación al Mundial-2022 gracias a su triunfo por 4 a 0 sobre Islandia, este miércoles en Reikiavik, para cerrar una semana perfecta, en la que el nuevo seleccionador Hansi Flick arrancó con tres victorias.

Serge Gnabry (minuto 5) y Antonio Rüdiger (24) encarrilaron el partido para los visitantes y luego sentenciaron Leroy Sané (56) y Timo Werner (89).

Tras ganar a Liechtenstein (2-0) y Armenia (6-0), la Mannchaft cerró la ventana de partidos internacionales de septiembre con otra victoria y sin recibir ningún gol, un balance espléndido para abrir esta nueva etapa.

Con 15 puntos, Alemania comanda su grupo con autoridad, seguida de Armenia (11 puntos), que tropezó con un empate 1-1 en casa ante Liechtenstein, y de Rumanía (10 puntos), que igualó 0-0 en Macedonia del Norte (4ª, 9).

Islandia, quinta con apenas cuatro puntos, tiene muy complicado poder estar en el próximo Mundial, después de su participación en Rusia-2018.

Hansi Flick, el hombre que hizo campeón de Europa al Bayern Múnich en 2020, se estrenaba en esta ventana como sucesor de Joachim Löw, que era seleccionador de Alemania desde 2006 y que se despidió tras la eliminación del equipo en octavos de la Eurocopa ante Inglaterra.

Los tres triunfos han permitido a Alemania tomar los mandos de su grupo, después de haber sufrido una inesperada derrota como local ante Macedonia del Norte en marzo, que había complicado la misión.

En el partido de este miércoles en el estadio Laugardalsvöllur, Alemania fue superior desde el inicio.

El primer gol subió al marcador en el minuto 5, con un pase de Leroy Sané que remató Gnabry. El tanto subió al marcador tras ser revisado en el VAR.

El segundo subió en el 24, cuando Joshua Kimmich colgó una falta que cabeceó a la red Rüdiger.

Islandia, a la que se le anuló un tanto de Albert Gudmundsson por fuera de juego en el 50, no llegaba con gran peligro.

Sané firmó el tercero en el 56, con un disparo que entró por la escuadra.

Goretzka siguió intentándolo, pero sin fortuna: en el 63 se le anuló un tanto y en el 79 envió fuera en un disparo peligroso desde la frontal.

Werner, asistido por Kai Havertz, puso el cuarto y definitivo en el 89.

Comentarios