El Barcelona, que sufrió este sábado su primera derrota desde que Xavi Hernández accedió al banquillo al caer 1-0 con el Betis, víctima de un tanto de Juanmi (79).

Un Barcelona lleno de rotaciones pensando en el partido de Múnich, donde tendrá que ganar si quiere seguir adelante en el torneo continental, volvió a acusar su falta de pegada, pese a llegar con más peligro al área contraria.

"Nos cuesta generar y marcar. Hay que mejorar muchas cosas, muchas", dijo Xavi tras el partido.

La peor noticia para el Barça en una primera parte gris fue la salida en camilla de Pablo Martín Páez 'Gavi' tras recibir un balonazo en la cabeza (35).

"Ha sido una pequeña conmoción", dijo Xavi sobre Gavi, evacuado a un hospital para su examen por precaución.

Comentarios