El seleccionador boliviano, César Farias, se mostró satisfecho por la actuación de sus jugadores pese a la derrota contra Paraguay por 3-1 en el debut de ambos equipos en la Copa América.

Consideró que la expulsión de Jaume Cuéllar en el epílogo de la primera mitad, cuando su equipo ganaba (1-0, parcialmente), fue determinante.

"La semana ha sido cargada de cosas difíciles, con toda la logística y las circunstancias que se nos presentaron con los contagiados de Covid (tres jugadores y un colaborador), sin embargo sentimos que hay cosas buenas también", apuntó.

Sobre los cuestionamientos que se le hizo por la inclusión de futbolistas que habitualmente no son titulares, respondió que la responsabilidad es toda suya y que son los riesgos que se corre pero que, a pesar de ello, "sumamos cosas positivas; si el partido hubiese estado con once hubiera sido diferente".

"Claro que a nadie le gusta perder pero es lógico que nos vamos a levantar porque hoy también sumamos algunas cosas que de cara al premundial van a ser importantes", comentó.

El seleccionador boliviano recordó que "esto recién comienza y estos partidos traen un desgaste en distintos aspectos, no solo físico, también mental".


Lo que se viene

La selección boliviana tendrá descanso en la próxima fecha y reanudará su participación en el torneo el venidero viernes para enfrentar a Chile, desde las 16:00, en el estadio Arena Pantanal de Cuiabá.


Los ausentes

Marcelo Martins, Luis Haquín y Henry Vaca son los futbolistas que no formaron parte del partido y ni siquiera estuvieron en la lista de convocados para este partido.

El fin de semana, la Federación Boliviana de Fútbol informó sobre el positivo a Covid de tres futbolistas, resultados que le fueron entregados tras realizarse pruebas PCR.

Comentarios