El Chelsea (2º) y el Liverpool (3º) empataron 2-2 en Londres, este domingo en la 21ª jornada de la Premier League, donde no pudieron seguir el ritmo triunfal del líder Manchester City.

El sábado, el City había ganado 2 a 1 en el estadio del Arsenal (4º) en el primer partido de 2022 en la liga inglesa, distanciándose todavía más en la clasificación.

Chelsea y Liverpool, sus perseguidores más directos, tenían la presión de ganar para no quedar más descolgados en la tabla. Con el punto sumado, el Chelsea queda ahora a 10 puntos del Manchester City y el Liverpool a 11 unidades de la primera posición.

El primer fin de semana de 2022 en la Premier League ha sido por lo tanto muy positivo para el Manchester City, que encadena once triunfos ligueros consecutivos y que parece directo hacia el título.

Podría dar otro paso importante hacia el mismo en la siguiente jornada, la 22ª, en la que a mediados de este mes recibe en el Etihad Stadium al Chelsea, en un pulso por todo lo alto, entre los dos primeros de la clasificación.

En el partido estrella de este domingo, el Liverpool llegó a distanciarse con una ventaja de dos goles.

El senegalés Sadio Mané marcó primero en el 9, tras aprovechar un error de Trevoh Chalobah, mientras que el egipcio Mohamed Salah amplió la cuenta en el 26, definiendo a la perfección tras una asistencia de Trent Alexander-Arnold.

Pero antes del descanso, el Chelsea despertó y equilibró el marcador.

En el 42, el croata Mateo Kovacic acortó la desventaja con una volea y en el 45+1 el estadounidense Christian Pulisic puso el 2-2 definitivo, asistido por N'Golo Kanté.

En la segunda mitad, los dos equipos buscaron la victoria, sin éxito.

Marcos Alonso (51) y Pulisic (62) tuvieron las mejores ocasiones del Chelsea, mientras que para el Liverpool las oportunidades llegaban sobre todo con Salah (57) y Mané (58).

El Chelsea registra su segundo empate seguido, tras el registrado el miércoles ante el Brighton, mientras que el Liverpool apenas sumó dos puntos en sus últimos tres partidos ligueros.

No estuvo en el partido el atacante belga Romelu Lukaku (Chelsea), que quedó fuera de la convocatoria tras la polémica de esta semana, en la que en una entrevista en Italia admitió no estar "feliz" con su situación en el equipo londinense y con su tiempo de juego.

El entrenador del Liverpool, Jurgen Klopp, no dirigió a su equipo desde el banquillo al encontrarse aislado tras un test de covid-19.

Comentarios