El futbolista danés Christian Eriksen, víctima de un desmayo este sábado en partido de la Eurocopa contra Finlandia, se desplomó en el terreno de juego en pleno partido y los médicos tuvieron que practicarle un masaje cardíaco.

Eriksen (29 años) se desplomó súbitamente en el césped justo antes del descanso, con los ojos abiertos de par en par. El partido fue interrumpido y sus compañeros le rodearon formando un círculo a su alrededor, algunos de ellos con lágrimas en los ojos, mientras los servicios de emergencia trataban de reanimarle.

Después de varios minutos, el jugador danés fue retirado en camilla, tapado con lonas para evitar las imágenes, aplaudido por el público presente en el estadio de Copenhague.

El árbitro envió a los jugadores a los vestuarios y en sus redes sociales, la UEFA anunció que el partido fue "suspendido por una emergencia médica".

Por el momento se ignora el estado de salud de la estrella danesa y de la gravedad de lo sucedido, aunque las imágenes han hecho recordar a los aficionados al fútbol otros episodios dramáticos ocurridos en los últimos años.

El camerunés Marc-Vivien Foé (28 años) falleció sobre el césped en el partido de semifinales de la Copa Confederaciones contra Colombia disputado en Lyon en 2003. Según la autopsia, el jugador sufría una malformación cardiaca. 

Tags

Comentarios