Este domingo (17:15) se volverá a palpitar un nuevo Clásico Cruceño, cuando Oriente y Blooming se midan en el estadio Tahuichi Aguilera por la novena fecha de la División Profesional. Las situaciones en ambos equipos son distintas, el cuadro refinero llega en mejores condiciones.

Oriente recuperó al arquero paraguayo Wilson Quiñonez, quien ya cumplió un partido de suspensión y está a disposición del técnico refinero Erwin Sánchez. El retorno del guardameta guaraní significa seguridad bajo los tres palos albiverdes dado que lleva tres partidos consecutivos sin recibir goles y espera ampliar su racha.

TAMBIÉN LEA: Oriente y Blooming alistan sus armas para el clásico cruceño

El delantero refinero, José Alfredo Castillo, indicó que jugar ante el clásico rival tiene un sabor aparte. “Los clásicos y las finales hay que ganarlos, no jugarlos. Esos partidos son los que hay vencer, vamos a salir con esa mentalidad y vamos a ganar el clásico”, indicó.

Blooming, diezmado

La academia cruceña no llega al Clásico Cruceño en un buen momento, ya que la dirigencia tiene deuda de sueldos con los jugadores. Pese a que se logró retener a Rafinha, es poco probable a que esté presente para el duelo ante Oriente.

“Rafinha gracias a la dirigencia se queda. Mañana posiblemente no jugará por un desgarro muscular”, dijo el técnico celeste Eduardo Villegas a BNN Noticias.

Pese al momento crítico que pasa la academia cruceña, los jugadores están mentalizados a quedarse con los tres puntos. “Un clásico es un partido para cualquiera, no importa quien llegue bien, o quien está un poco incómodo en la tabla. Yo creo que estos clásicos se juegan para ganarlo”, dijo el volante Kevin Farell.

Comentarios