Un bochornoso incidente dirigencial que retrasó el inicio del encuentro es el que se registró esté sábado antes de que ingresen a la cancha los equipos de San José y Atlético Palma Flor. El combinado cochabambino terminó ganando el encuentro por goleada. 

El partido debía jugarse a as 14:30; sin embargo, se inició cerca de las 16:20 pues no aparecían los carnets de los jugadores de San José, motivo por el que no podían ser inscritos para este partido.

Con lágrimas en los ojos los futbolistas responsabilizaron a Huáscar Antezana y a Víctor Hugo Pérez por haber hecho desparecer los carnets. “Se llevaron los carnets y no les interesa que San José descienda”, manifestó Mario Ovando, el capitán del equipo.

El jugador agregó que decidieron presentarse en la cancha aún cuando existen deudas a los jugadores y porque no quieren que San José descienda.

Nos daba miedo que nos culpen en caso que desaparezca el club pero ahora no hay nuestros carnets”, dijo Ovando. 

Cerca de las 16:00 aparecieron en el estadio Pérez y Antezana y entregaron los carnets para la habilitación de los jugadores, quienes molestos a punto estuvieron de irse a los golpes contra el abogado.

Finalmente, el balón comenzó a rodar a las 16:30. Los jugadores de San José no solo recibieron un golpe duro por la crisis dirigencial, en la cancha perdieron por cinco goles a cero.