La delegación de la Selección boliviana de Talla Baja llegó la madrugada de este miércoles al aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz, luego de su gran participación en la Copa América desarrollada en Perú,

"Dimos lo mejor, llegamos hasta donde se pudo, sudamos la camiseta", dijo Andru Villarpando, uno de los más destacados de este equipo que clasificó a las semifinales (perdió ante Paraguay) cayendo después en la disputa por el tercer lugar ante México.

Una sonrisa en el rostro y la emoción por lo logrado era evidente entre los miembros de la delegación que viajó en silencio y que incluso estuvo a punto de no viajar ante la falta de apoyo económico, pero que supo representar al país de la mejor forma dejando en el camino a selecciones como Perú y Marruecos, además de un combinado de EEUU y Canadá.

"El viceministerio de Deportes, si bien nos apoyó, no lo hizo de manera oportuna, hemos tenido que tocar puertas, meter presión y reclamar y en última instancia nos dieron los pasajes, pero esto no debe pasar. No lo digo solo por nosotros, sino por todos los deportistas", dijo Reynaldo Medrano, goleador del equipo.


El próximo objetivo que se han trazado es llegar lo más lejos en el Mundial de Talla Baja que se disputará en 2023 en Argentina.


Comentarios