River Plate y Boca Juniors, los archirrivales del fútbol argentino ya se miden por quinta vez en lo que va de 2021, el primero en casi dos años en jugarse con espectadores en las tribunas.

Luego de un 2020 sin choque entre 'Millonarios' y 'Xeneizes', la acción de la fecha 14º del Torneo de primera división regresó con promesa de emociones para los hinchas.


Los aficionados al fútbol en Argentina regresaron a los estadios para ver partidos oficiales a partir del viernes, con un aforo del 50%, tras un año y medio de veda por la pandemia,  el jueves el gobierno.

"Los mayores de 18 años que hayan recibido al menos una dosis de cualquier vacuna tendrán que gestionar un certificado habilitante para entrar a las canchas. Los menores de edad están exceptuados de esta exigencia", dijo la ministra de Salud, Carla Vizzotti, en una rueda de prensa en la Casa Rosada (gobierno).

Una experiencia piloto se había organizado el 9 de setiembre cuando se admitió un aforo de 21.000 personas para ver el partido en que Argentina goleó a Bolivia 3-0, con tres goles del astro Lionel Messi, por la clasificatoria al Mundial de Catar-2022.


Los hinchas no podían asistir a un estadio desde marzo de 2020, momento en el cual se declaró la pandemia en el país sudamericano. 

Más de 5,2 millones de personas contrajeron la enfermedad y unas 115.000 han fallecido, en un país de 45 millones de habitantes.

"Algunos pretendían que el aforo fuera mayor pero no nos da para más. La pandemia no ha terminado. Hay que seguir insistiendo en el cumplimiento de los protocolos", dijo en la rueda el jefe de gabinete, Juan Manzur.



Comentarios