Tras la conformación que Lionel Messi emprendió su viaje hacia París para estampar su firma con el PSG, fueron removidos las gigantografías, nombre y todo lo relacionado al astro argentino del Camp Nou e instalaciones del club culé, casa de Leo por 21 años.

En los últimos días, cientos de hinchas llegaron hasta el Camp Nou para sacar una la última foto con la imagen del 10. Este martes tuvieron que verlo desaparecer de las paredes del estadio culé.

Donde estaba Leo, estaban otros rostros como el de Sergio Busqués, Gerard Piqué y Jordi Alba que ahora son los capitanes del equipo azulgrana. Sin embargo, Memphis Depay llegó esta temporada para convertirse en la nueva estrella.

Operarios del Barza no dejaron nada del astro argentino, quitaron hasta los carteles pequeños del interior del estadio catalán. Con la partida del rosarino, queda un vacío en el club, no solo en sus paredes, también en el equipo.

​n

Comentarios