Francia cosechó su segundo empate consecutivo en la clasificación para el Mundial de Catar-2022, este sábado en Kiev ante Ucrania (1-1), por lo que la vigente campeona mundial sigue sin despejar las dudas que tiene desde la Eurocopa, cuando cayó en octavos ante Suiza.

Lastrada por las lesiones de algunos jugadores importantes, entre ellos Kylian Mbappé, Francia viajó al Estadio Olímpico de Kiev con la necesidad de dar un golpe sobre la mesa tras cuatro partidos sin victoria.

Pero el equipo de Didier Deschamps, de nuevo poco incisivo en ataque y frágil en defensa, llevó la serie a cinco, encajando primero que su rival por quinta vez consecutiva.

Mykola Shaparenko abrió el marcador en el 44 con un excelente disparo. 

Ya en la segunda parte Anthony Martial enmendó el error que tuvo en un mano a mano con el arquero justo antes del gol ucraniano para empatar (50).

El delantero del Manchester United conectó de volea en el área pequeña un balón peinado por Adrien Rabiot tras un centro de Kingsley Coman. Fue su segundo gol como internacional. El primero lo marcó hace cinco años.

"Fue un partido difícil pero supimos remontar y es lo más importante. Todavía nos queda un partido el martes y lo debemos ganar. Hace mucho que no marcaba, por lo que es un alivio", señaló Martial.

Con dos victorias y tres empates, los Bleus se mantienen como primeros del grupo D con cuatro puntos de ventaja sobre Finlandia, que tiene dos partidos menos y a la que reciben el martes en Lyon, y sobre Ucrania. 

Solo el primero de cada llave de la clasificación europea asegura un billete para Catar-2022. Los segundos juegan una repesca.

POCAS OCASIONES

Con una pareja de centrales experimental (Kurt Zouma - Presnel Kimpembe) Francia sufrió el primer gol en una contra que Shaparenko finalizó con un escuadrazo. Incluso derramó lágrimas de alegría tras su golazo.

Después del empate, con Ucrania bien organizada en defensa, a Francia le costaba encontrar huecos, a pesar de que movía el balón con fluidez. Entre las excepciones, un cambio de juego de Paul Pogba servido por Coman a Antoine Griezmann, que disparó demasiado alto (63).

Tres minutos después también se marchó por encima del larguero un remate de cabeza del central Zouma, tras una rosca al área de Griezmann. Fueron dos de las pocas ocasiones de la segunda mitad.

"No podemos estar satisfechos de un partido empatado, el objetivo era ganar, llevarnos los tres puntos, especialmente tras el partido ante Bosnia (también empate 1-1). Pero no es una catástrofe, hay que ganar el martes a Finlandia y habremos hecho una buena operación", analizó Rabiot.

Comentarios