Italia, flamante campeona europea, y España, a la que eliminó en semifinales por penales hace tres meses en Londres, se vuelven a cruzar en Milán, el miércoles en semifinales de la Liga de Naciones (14:45, HB), que completan Francia y Bélgica el jueves en Turín.

Dos clásicos entre potencias del continente como cierre a la segunda edición del torneo que la UEFA creó para sustituir a la mayor parte de los insípidos amistosos que salteaban el calendario.

TAMBIÉN LEA: Así llegó Bolivia a

Italia-España, aires de revancha en la Liga de Naciones entre enemigos íntimos

Guayaquil para enfrentar el jueves a Ecuador

En otra semifinal europea, por supuesto con menos enjundia que la disputada en Wembley (1-1, 4-2 en penales), España tendrá la oportunidad de cobrarse una pequeña revancha.

'Está cerca el día que perderán'

El equipo dirigido por Luis Enrique llega muy lastrado por el gran número de lesionados, desde los delanteros Álvaro Morata, Gerard Moreno y Dani Olmo, a la gran sorpresa del Europeo Pedri, Marcos Llorente o Jordi Alba.

"Tener algunas bajas permite ver a otros", dijo el seleccionador Luis Enrique a la hora de dar su lista, en la que redobló su apuesta por la juventud con la incorporación de Gavi, de 17 años y solo 360 minutos como profesional con el Barcelona, o Yéremy Pino, de 18.

"Lo que es peligroso es arriesgar con jugadores jóvenes que crees que no tienen el nivel necesario y que los expongas de manera clara. Viendo a Gavi, no tengo ninguna de que puede ser un jugador importante para el futuro de la selección", explicó 'Lucho'.

Sin Morata ni Moreno, la responsabilidad del gol la tendrá principalmente Ferran Torres, al que Pep Guardiola sitúa habitualmente como 9 en el City y que es el máximo realizador de la etapa de Luis Enrique con 10 tantos en 20 partidos.

El partido se disputará en San Siro, donde habrá 35.000 espectadores -límite del 50% del aforo- animando a un equipo italiano que llega inmerso en una racha récord en el fútbol de selecciones de 37 encuentros sin perder. No cae desde septiembre de 2018, ante Portugal (1-0).

"Como dice nuestro psicólogo, ya está cerca el día en el que perderán. En la Eurocopa pudimos ganarles pero no fuimos capaces, tiene morbo especial el partido", explicó Luis Enrique.

"Luis Enrique tiene razón, tarde o temprano llegará, desafortunadamente es una cuestión matemática. Pero espero que no sea antes de diciembre de 2022, pero no creo que sea fácil", devolvió este miércoles el seleccionador italiano Roberto Mancini, haciendo referencia a la fecha del final del próximo Mundial de Catar.

Comentarios