Al menos nueve integrantes de Boca Juniors, entre ellos jugadores, debieron ir a la comisaría de Belo Horizonte (Brasil) luego de la pelea del plantel xeneize con la policía local y delegación del Atlético Mineiro, luego de la eliminación del cuadro argentino en la tanda de penales de la Copa Libertadores

El vuelo de retorno a Argentina que estaba pactado para la madrugada tuvo que ser reprogramado. El plantel pasó la noche en Brasil, algunos imputados y otros acompañando.

Los imputados fueron los jugadores Carlos Izquierdoz, Javier García, Sebastián Villa, Carlos Zambrano, Marcos Rojo, dos integrantes Consejo de Fútbol, Raúl Cascini y Jorge Bermúdez, el ayudante de campo Leandro Somoza y el entrenador de arqueros Fernando Gayoso.

TAMBIÉN LEA: Atlético Mineiro elimina a Boca Jrs en la tanda penales

De manera extraoficial se conoce que deberán pagar una fianza de 9 mil reales (1.711 dólares) para poder regresar a la Argentina. “Pasamos la noche en los micros, estamos casi sin batería en los celulares y en una situación de incertidumbre total”, dijo un directivo xeneize, al diario Infobae.

El escándalo

Durante el partido, el equipo xeneize estaba furioso por un gol anulado por el árbitro Marceñp Weigandt en instancias del VAR. Tuvieron roces con los agentes de seguridad y Sergio Coelho, presidente de Atlético Mineiro.

Tras la finalización del partido, la gresca se desató cerca de los vestuarios. Villa lanzando un objeto, Bermúdez insultando al cuadro rival y Marcos Rojos llegó a los puños. El cuadro argentino fue reprimido por la policía con gases lacrimógenos.

Comentarios