La final de la Copa Sudamericana 2022, programada para el 1 de octubre, se disputará en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba (Argentina) en sustitución de Brasilia, elegida en principio, anunció este jueves la Conmebol.

El cambio de sede fue solicitado por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) atendiendo a que las elecciones generales de ese país se realizarán al día siguiente, el domingo 2 de octubre.

La nueva sede fue consensuada entre los miembros del Consejo de la Conmebol ante la imposibilidad de llevarse adelante el programa en el mundialista estadio Mané Garrincha de la capital brasileña.

Córdoba ya albergó la definición de la Copa Sudamericana 2020 cuando se consagró campeón Defensa y Justicia de Argentina.

Tanto el torneo como la final no pudieron contar con público en los estadios por la pandemia de covid-19.

La Copa Sudamericana es un torneo "cada vez más consolidado en el continente y con creciente impacto global", sostuvo la Conmebol en un comunicado.

"El aumento sostenido de los premios para clubes participantes y ganadores, el alcance cada vez mayor de las transmisiones y el elevado nivel de competencia de los equipos son factores que muestran la expansión de este torneo continental", señaló la entidad.

El certamen repartirá 60 millones de dólares y el campeón de la edición 2022 se embolsará un premio de 5 millones de dólares, un millón más que la bolsa que se llevó el Athletico Paranaense cuando conquistó el torneo de 2021. 

En la fase de grupos, todos los equipos participantes recibieron 900.000 dólares.

Comentarios