Un lleno total se registra en el estadio Félix Capriles para presenciar el partido entre Atlético Palmaflor y The Strongest, por el partido de vuelta por la semifinal del torneo Apertura.


Antes del inicio del partido (16:00), varias personas protestaron porque un par de puertas fueron cerradas y el ingreso quedó imposibilitado pese a que los fanáticos tenían sus boletos en mano.

Los problemas comenzaron a registrarse desde la mañana del martes cuando se pusieron a la venta las entradas con precios módicos, pues hinchas denunciaron que los revendedores aprovecharon para comprar varios ingresos sin control alguno.

Los precios de los revendedores estaban altos en comparación a los que se habían puesto a la venta por parte del equipo auriverde. 

Comentarios