Un hecho bastante curioso se vivió en la previa a un entrenamiento de la Roma, equipo que dirige el portugués Mourinho. 

Un hincha de la Roma y su pareja se tomaron una fotografía con el entrenador, y de pronto, el novio hizo quedar a Mourinho para que sea testigo de un momento romántico. 


'Mou' no entendía nada de lo que estaba ocurriendo, hasta que el novio decidió dar unas palabras afectivas a su novia, y de pronto se arrodilló para pedirle matrimonio. 

El laureado técnico portugués y sus colaboradores sonrieron y acabaron aplaudiendo con otros testigos. 

Comentarios