El árbitro Néstor Pitana se vio envuelto en una polémica durante el primer gol de la selección brasileña, que terminó imponiéndose a Colombia por 2-1.

El gol del empate fue marcado después de una jugada en la que el argentino participó involuntariamente, después de que la pelota le rebotara en una acción previa al gol.

La Conmebol publicó la secuencia con el audio entre Pitana y su compatriota Mauro Vigliano, ubicado en la cabina de videoarbitraje. 

Pitana se apoyó en una frase del reglamento que habla de “ataque prometedor” para no invalidar la acción ofensiva de los brasileños, que al finalizar en gol terminó irritando a los colombianos.

Comentarios