Durante la jornada dominical de la fecha 26 de la División Profesional se vivieron dos episodios bochornosos. El primero en Potosí, en el que el jugador de Always Ready Marc Enoumba agredió a un pasapelotas; el segundo fue en Santa Cruz, donde un hincha invadió la cancha y empujó al árbitro.

En el primero, Always Ready cayó por 3-2 ante Real Potosí en el estadio Víctor Agustín Ugarte de la Villa Imperial. La agresión fue al final del encuentro.

El conjunto millonario intentaba buscar el empate en lo últimos minutos cuando un balón salió fuera del terreno de juego. Un pasapelotas estaba yendo hacia el balón, pero al ver la lentitud Enoumba corre y lo hace caer con el cuerpo.

Los jugadores del cuadro lila salieron en defensa del pasapelotas y se armó un pleito en el terreno de juego, en el que tuvieron que intervenir policías. 

El segundo episodio fue en el empate entre Blooming y Wilstermann (2-2) en el estadio Tahuichi Aguilera. Tras el final del partido, los jugadores del cuadro aviador y los de la academia reclamaban a la terna arbitral.

Mientras los jugadores realizaban los reclamos, apareció un joven y empujó a uno de los jueces del compromiso. El joven salió corriendo del terreno de juego y saltó el vidrio que separa la cancha con las graderías.

Este vergonzoso hecho preocupa a la dirigencia de la academia cruceña, ya que por la invasión del terreno de juego el club podría tener sanciones económicas o incluso jugar sin público en las próximas fechas.

Comentarios