Xavi Hernández debutó en el banquillo del Barcelona este sábado en el Camp Nou con un sufrido triunfo 1-0 en el derbi contra el Espanyol, situándose sexto en la Liga, a ocho puntos del líder provisional Sevilla.

El antiguo centrocampista de leyenda sorprendió con su alineación, incluyendo al joven Ilias Akhomach, de 17 años, pero fue el holandés Memphis Depay el que marcó el gol del triunfo gracias un penal que forzó él mismo (48) en una acción muy discutida por los jugadores del Espanyol.

Comentarios