Candelaria es el nombre una señora de la tercera edad que está a cargo de sus dos nietos. Para mantenerse y ayudar a los pequeños se dedica a recoger latas, botellas y fierros de las calles; sin embargo, los últimos días no ha tenido mucha suerte en su trabajo. Pese a que tiene problemas de salud, quiere salir adelante trabajando.  


LEA TAMBIÉN

HISTORIAS

Payasito que ayudaba a su madre está enfermo de los pulmones, pide ayuda para volver al circo

“Sé que Dios tocará la puerta y corazones de los bolivianos”, manifestó muy esperanzado el joven que sueña con regresar a la universidad y al circo para arrancar sonrisas a grandes y chicos


Candelaria vive con sus nietos en El Torno, en una casa de la que es casera y que está a la orilla del río. Ella está afligida pues no ha podido pagar los servicios básicos. “Debo más de cuatro meses pero no tengo dinero, no tenemos ni para comer”, contó afligida.

Ella tiene problemas de salud. Padece epilepsia, tiene presión alta y ha sido diagnosticada con un tumor que no le provoca dolores al agacharse, pese a ello desea trabajar y para ello pide ayuda para comprarse una carretilla, pues se gana la vida recogiendo botellas de plástico, latas y fierros en las calles.  Por cada kilo que recolecta gana 60 centavos.

“Necesito una carretilla. Gente de Santa Cruz por favor ayúdennos. Mis nietos no tienen padre, ni  madre, solo estoy yo pero no sé leer ni escribir”, contó esta valerosa abuelita.

Candelaria señala que toda ayuda es bienvenida. Quien desee brindarle ayuda puede contactarse con ella al 726-93879.

Comentarios