Su talento y picardía interpretando personajes, además de su actuación en la película Mi Socio han permitido a este humorista trascender su natal La Paz y se ha convertido en un ícono del cine y el teatro en Bolivia. Son varias las generaciones de actores que destacan la fortaleza y el optimismo con los que supera obstáculos. 

La risa es el lado positivo de la persona que siente que vive, en cambio el que está triste siente que muere, es anticancerígeno”, con esas palabras, el humorista paceño define las reacciones que genera con sus presentaciones.

De los 81 años que tiene David Santalla, 58 han estado dedicados casi a plenitud al arte sobre las tablas, desde donde con su humor hizo reír a miles de bolivianos con los personajes que ha creado, 58 en total. 

“Me gustan todos los personajes con los que me ha tocado actuar. La imilla es el que más atractivo ha tenido, pero también el Enredoncio, la Abuela”, señala Santalla, rememorando a sus creaciones.

Son varias las veces que Santalla ha subido a los escenarios, pero también son varias las oportunidades que ha salido victorioso de las batallas que le ha tocado librar. Ahora, enfrenta a un cáncer complejo conocido como Linfoma No Hodkings, que afecta el sistema linfático.

“Estamos con el (cáncer), pero tenemos que ser positivos”, manifestó Santalla.

Pese a que luce delgado por el tratamiento que sigue para afrontar al cáncer, Santalla se muestra optimista. Su esposa, Sandra Saavedra, le transmite la fortaleza y además solidaridad, precisamente ese fue uno de los motivos por el que decidió cortarse el cabello.

Lo que siento por él es amor, pero no es un sentimiento terrenal, es un amor extraterrestre, es algo muy grande”, aseguró Saavedra.

Durante el trabajo que ha llevado adelante a lo largo de los años, ha cosechado también mucha admiración. Varias personas que se formaron con él, ahora destacan todo lo que han aprendido.

“Ha sido mi maestro, son años que he aprendido con él a ser comprometido, pero sobre todo los valores que me ha inculcado en la vida”, señaló Daniel Gonzales.

Mauricio Sánchez, es otro humorista que está agradecido con Santalla. Recuerda y resalta que fue quien lo invitó a ser parte de los Santallazos.

Otra persona que lo siguió muy de cerca no solo en el teatro, sino también en el hogar es su hija, Claudia Santalla. “Tiene un temple muy fuerte, no se deja vencer, he aprendido de él, y también soy así”, confiesa.

Parte de la trayectoria de Santalla también está relacionada con Mi Socio, una de las producciones cinematográficas más importantes en la historia de Bolivia. En esta producción el humorista paceño encargó al personaje principal ‘Don Vito’ y 40 años después, volvió al cine para grabar la secuela.

Hugo Pozo es otro actor con vasta trayectoria quien considera muy difícil que otra persona logre la trayectoria de Santalla. “No creo que pueda haber otro como él, con las virtudes y el talento que sigue teniendo”, señala.

Por la valentía, el coraje, el amor al teatro y el legado que deja formando otros actores, David Santalla es un Boliviano de Oro.



Comentarios