María Cuéllar nació hace 69 años en Minero, municipio de la provincia Obispo Santistevan. Hace más de 30 años que se dedica a ayudar a las personas que más lo necesitan en su natal y en otras comunidades.

Recolecta víveres y ropa, es madrina de varios niños y se da tiempo para colaborar con actividades en un centro para discapacitados.

“Para su familia es un orgullo que ella dedique su tiempo a los demás, la entrega y la responsabilidad que tiene es un ejemplo a seguir”, dijo su hermano.

Sus familiares y amigos destacan el desprendimiento que tiene para ayudar a los demás. Solidaridad, amor y respeto son sus bondades.

Además, logró conseguir máquinas de costura que mujeres de la comunidad Paicharetu de Minero aprendan una nueva actividad. Además ayudó a formar la Fundación Juventud 70, que se hace cargo de la selección de alimentos para embolsarlos y entregaros a las familias.

María Cuéllar es una Cruceña de Oro. 


Comentarios