William Villagómez recorre varias cuadras desde su hogar para llegar al centro de ancianos Vida Feliz, ubicado en el barrio Paraíso en el municipio de El Torno, para iniciar su labor como voluntario y brindar un servicio a los adultos mayores.

“Es mi vida, es mi profesión. Es la razón porque hace dos meses decidí continuar mi vida. Me voy a dedicar a que esto crezca”, comentó luego de haber padecido coronavirus y haber estado con varios problemas por la enfermedad.

Impulsa la terapia ocupacional que mantiene activos a los adultos mayores. Los ayuda y saca el talento de los abuelitos y de las abuelitas, quienes pintan, dibuja, cantan, bailan. Hacen trabajo de jardinería, entre otros.

“Ahora disfruto respirar, hablar fluido. Yo cuando cumpla 60 quiero vivir acá. Quiero pasar mis últimos días en este lugar”, comentó Villagómez.

Conozca más detalles de nuestro Cruceño de Oro.


Comentarios