Con 24 años, Magali Giménez Bogarín, una joven paraguaya logró recibir su título de profesional como abogada, fue una alegría para toda su familia y conocidos; sin embargo, lo que pocos saben es que además de cumplir con las obligaciones en la universidad, ella tenía duras jornadas de trabajo como albañil, oficio al que se dedicó para poder pagar sus estudios. 

Luego de recibir el título, Magalí compartió en sus redes sociales algunas de las fotografías en las que se la ve cargando ladrillos y cubetas con material de construcción.

Explicó que hace seis años decidió empezar a estudiar Derecho y aunque muchas personas le señalaban que no iba a alcanzar su objetivo, finalmente obtuvo su profesión. 

“Decidí no rendirme y ser perseverante. Todavía viene a mi memoria aquel día en que tenía que pagar la primera cuota de mi matricula y no sabíamos cómo íbamos a lograr pagar esa suma”, indicó. 


TAMBIEN PUEDE LEER: Soldado prepara sorpresa para pedirle matrimonio a su novia, y no sale como esperaba

La joven aseguró que ante las carencias, ella decidió hacer el oficio de su padre.

“Para poder alcanzar esa suma, él no iba a meter un ayudante y yo decidí ayudarle en aquella obra”, dijo. 

Finalmente la joven resaltó que sólo tiene agradecimiento para su familia, pues la apoyó para que se convirtiera en una abogada.

 “Hoy sólo tengo gratitud con mi familia y con todas esas personas que se convirtieron en ángeles en mi vida para que hoy pueda ser oficialmente una abogada”, concluyó. 

Aunque Magalí obtuvo su título profesional el año pasado, su historia es un ejemplo de superación para miles de jóvenes que se esfuerzan cada día con el objetivo de salir profesionales y de esa manera ayudar a sus familias y al progreso de su país. 

La protagonista de esta historia viral, Magali Giménez Bogarin, también conocida como Maga, es una joven de San Estanislao, Paraguay que en sus redes sociales decidió contar su historia.

Comentarios