El desempleo a causa de la pandemia golpea a todos los rubros y a trabajadores de todas las edades. Diego Torrico trabajó durante varios años en el sector petrolero; sin embargo, debido a la crisis quedó sin empleo, pero no se quedó ahí y ahora diseña camisas para varones.

Pese a sus 34 años, Diego Torrico tiene bastante experiencia en el rubro petrolero; sin embargo, el sector petrolero fue disminuyendo sus actividades y llegó un momento en que quedó sin empleo.

También te puede interesar: “Buscamos todos los días pero no hay trabajo”, la resignación de un albañil de 70 años en Cochabamba

No podía estancarme y esperar a que todo vuelva a ser como antes”, señaló Diego.

Fue de esta manera que se vio obligado a reinventarse y comenzó en el diseño de camisas que son confeccionadas por manos bolivianas y creó su línea Jucumari.

Pese a que aún es corto el camino que ha recorrido se siente muy orgulloso, especialmente cuando sus clientes destacan su trabajo.

Me encanta ver cuando un cliente regresa, ese es un parámetro importante”, confiesa este emprendedor.

Diego está consciente que está en un proceso de crecimiento en el que tendrá muchos tropiezos, además considera que en el rubro textil y de la confección uno de los grandes problemas está relacionado con el contrabando, pero no es el único.

El tema impositivo mata a emprendedores, registrarme como empresa no es factible. El objetivo es seguir creciendo y luego estar regularizado”, confesó.

De esta manera es como Diego supo reinventarse y logró surgir pese a la pandemia.


Comentarios